Home  |  Contact us  | Human Rights 
       :: Trabajadores Migrantes      :: Niños     :: Mujeres      :: Contaminación Ambiental
    Niños
   
 La desnutrición
 La prostitución
 Los labores
   
   
   
Los derechos humanos de los niños


     El caso de la violación de los derechos humanos de los niños es muy extenso. Sin embargo, sólo se tratarán aquí los siguientes puntos: la desnutrición, el trabajo y la prostitución.

La desnutrición

       De acuerdo con diversas evaluaciones, se ha determinado que el nivel de desnutrición en el país es grave, destacando que el porcentaje global de desnutrición es de casi 30% de la población infantil menor de 5 años, de la cual casi la mitad se encuentra en situación de desnutrición grave (dif-sep, 1993).

     La desnutrición es la mayor fuente de enfermedades y muerte prematura en los países en vías de desarrollo. La ingesta diaria de calorías constituye el principal parámetro para determinar si un individuo puede presentar o no problemas de desnutrición. Y para que una persona conserve una buena salud, es necesario un cierto peso y un nivel mínimo de actividad diaria.

     Por ser un periodo de especial importancia en su desarrollo, las consecuencias de la desnutrición y los estragos de las enfermedades provocan severas limitantes en su desarrollo. Por ello el Centro Mexicano para los Derechos de la Infancia afirma que los niños callejeros ya han sobrevivido una muerte que los acechó en su primera infancia. Los niños de las clases populares de alguna forma se han acostumbrado a vivir en condiciones de alto riesgo. La desnutrición y el padecimiento de diversas enfermedades afectan su capacidad de aprendizaje, fomenta la apatía por la vida y resta la motivación de los padres a interactuar con ellos.    

     La tasa de mortalidad de los niños pobres crece año con año de manera desmesurada. Esto a causa de la gran cantidad de diabetes infantil que se registra en México. Es importante mencionar que México es el segundo consumidor de refrescos en el mundo. Con esto concluimos que la desnutrición infantil es en definitiva una de las más terribles aflicciones que afecta a dicho país.

La prostitución

      A pesar de que la prostitución infantil es un tema poco discutido en el ámbito público, es un problema serio, y más cuando se sitúa en el ámbito fronterizo. Dado que muchos de los pequeños se ven atrapados en la miseria, deciden voluntariamente o son forzados por sus padres a formar parte en el sustento de la familia, y dedicarse a labores como la prostitución.

     De acuerdo a la investigación realizada por las licenciadas Claudia Patricia Ramírez, Nini Johana, Lina Avellaneda, Ana María Ossa y Ruby Katherin Parra, la prostitución es una práctica que viola la dignidad humana y la Declaración Universal de los Derechos Humanos en donde se proclama que todos los seres humanos son libres e iguales en dignidad y derechos. Por consiguiente cualquier forma de explotación sexual revoca este derecho. Pero cuando se habla de la prostitución infantil es todavía más aberrante, ya que además de violarse los derechos de los pequeños, se les priva el derecho a su libertad como seres humanos, ya que son forzados a ejercer la prostitución en contra de su voluntad.

     La directora de Atención a Grupos Vulnerables del DIF nacional, Loreto García Muriel, estimó que en México existen cerca de 16 mil niños involucrados en las redes de la prostitución, cuyo comercio sexual ha crecido a pasos agigantados en los últimos años.

     La eliminación de la prostitución infantil es muy difícil, ya que existe la demanda por parte de la población mexicana. Sin embargo, es importante notar la demanda que radica en los países extranjeros con relación a la prostitución infantil, particularmente en Estados Unidos, donde es aún más grande. Esto causa una afluencia todavía mayor de prostitución infantil, y además un impedimento en la lucha contra la eliminación de dicha práctica.

     El doctor Mario Martín Flores ha dibujado en letras su sentir, estas palabras se guían al unísono con las fotografías de Rudy Jacobo y Manlio Correa.

El trabajo

     El desempleo y subempleo en que viven las familias mexicanas ocasiona escasez de necesidades básicas; asimismo provoca la autodevaluación y frustración del individuo. Esto se asocia a un sentido de culpabilidad de los padres, por no poder sustentar las necesidades de la familia, malestar reafirmado por la constante difusión de estereotipos sobre la familia ideal. Los bajos salarios que se pagan a los padres de familia, las altas jornadas laborales más el tiempo requerido para desplazarse a sus lugares de empleo limitan las posibilidades de atención y cuidado de los hijos. Una de las cifras que más alarmantes es que el 80% de las obreras de las maquiladoras son madres solteras. De 60,000 niños, solo 3,000 tienen derecho a guardería. El 58% de los tijuanenses tienen menos de quince años; por lo tanto, podríamos decir que la infancia mexicana está en decremento a nivel tanto escolar como físico, ya que a parte de que las madres de la mayoría de estos pequeños se encuentran la mayor parte del tiempo fuera de casa, descuidan el cuidado de sus hijos.

     Los niños comparten junto con los adultos las presiones económicas familiares. Los niños se ven obligados a integrarse al mercado de trabajo o a asumir responsabilidades de cuidado de los hermanos y las labores domésticas para así apoyar al ingreso familiar. Este trabajo, realizado en condiciones de explotación y maltrato en la mayoría de los casos, junto con los altos niveles de exigencia que implica, provoca severas situaciones de angustia y tensión. Es de considerarse que muchos de estos niños continúan asistiendo a la escuela, lo cual representa otro factor de estrés para ellos. Lejos de contribuir a que los niños pasen más tiempo con su familia, esta situación los aleja de ella y los obliga a encontrar espacios de identidad, proyección y desarrollo alternativos, en donde encontrarán su independencia emocional y económica. Bajo diferentes circunstancias esta independencia sería deseable y necesaria para el desarrollo del individuo. En este caso, los niños de las clases populares, por falta de acceso a otras alternativas, practican su libertad en el espacio abierto de las calles, lo que pone en riesgo sus posibilidades y las reduce al plano de la sobrevivencia.

 

     
 

Caminito de la escuela

Ochenta de cien obreras de las maquiladoras son madres solteras. De 60.00 niños, sólo 3.000 tiene derecho a guardería. El 58% de los tijuanenses tiene menos de quince años. México es el segundo consumidor de sodas en el mundo y, tiene uno de los más altos índices de diabetes infantil.

En el camino andamos...

de la colonia matamoros

niñez cuesta arriba.

Mañana se decide si el camino de la escuela

a lo moderno fue seguro y justo.

Si se debe recuperar la dorada niñez

para seguir adelante.

Tal vez no prevalezca el carro.

Tijuana derrama niños como pan tierno

y extiende la calle como una mesa.

El coche resuena con la lija arenosa del aire

como el baúl de un instrumento ausente.

La identidad, el instante

que se reflejaron los niños

entre le hueco y las astillas

de la ventana del automóvil.

--Que te sea grato, Señor,

el canto de lo que en ti esperan,

verte en la mesa esta tarde,

entre las tortillas de tus manos,

el frijol y el chile milenarios

y la descomunal soda diaria.

-- Libra la niñez, Señor, de los coyotes,

que en cualquier recodo de sus días acechan

para llevarla entre los diecisiete mil niños

criminalmente campesinos a deshora,

o entre las teiboleras maduradas a fuerza.

José Mario Martín Flores